Viernes de astrofotografía con SEBASTIÁN MONTOYA

  • ESCRITO POR:
    Marggie Riaza
  • PATROCINA:
COMPARTIR


“¿Esa foto es real?” es uno de los comentarios más recurrentes que recibimos cuando publicamos imágenes de cielos colmados de estrellas o con objetos de espacio profundo.  ¡Claro que son reales! La Vía Láctea y muchas otras maravillas están encima de nuestras cabezas, aunque no las notemos.

La astrofotografía es una técnica que permite observar lo que hay más allá de la oscuridad de la noche. Las cámaras fotográficas pueden ver lo que es invisible a nuestros ojos. Al mantener el obturador abierto por lapsos de tiempo que van desde segundos hasta horas, logran recibir la luz que llega desde los confines del universo y capturar objetos como el centro de la galaxia, cometas, nebulosas, cúmulos…

Hoy Sebastián Montoya (@sebasmc_f), reconocido astrofotógrafo antioqueño, nos cuenta su experiencia.



Foto: Sebastián Montoya.
  

¿Cómo empezaste en la astrofotografía y qué significa para ti?
Mi primer acercamiento a la fotografía nocturna fue en 2016, cuando salía con unos amigos a ver y a capturar estrellas, pero en esa época aún no tenía equipos ni sabía cómo manejar una cámara, me la pasaba más mirando que haciendo fotos. Fue así como me empecé a encarretar con el tema. En 2017 decidí comprar mi primer equipo, una Nikon d7100, y me dediqué muchísimo a hacer salidas de campo y a profundizar mis conocimientos del cielo de manera autodidacta. Yo no tengo formación formal en fotografía, todo lo que sé fue porque lo aprendí en las salidas o con amigos que llevaban más tiempo en esto.

Durante ese año la fotografía nocturna se convirtió en un hobby muy interesante porque me gusta mucho aprender y en esto es algo constante. Para mí fue increíble darme cuenta de que muchas de las cosas que ves en televisión realmente están sobre tu cabeza. La cámara es una gran herramienta para poder ver y mostrarles a los demás eso que es invisible a tus propios ojos. Además, la astrofotografía se convirtió en un espacio para compartir conmigo mismo, para pensar sobre qué quería para mi vida, y fue así como llegué a donde estoy ahora.
 
¿Cuál es la fotografía qué más te ha gustado tomar y por qué?
La tengo enmarcada en mi casa y se trata de una de una playa bioluminiscente en la Alta Guajira acompañada de un montón de estrellas y de un airglow verde increíble. Esa foto representa una de las experiencias más bellas y significativas que me ha regalado la noche: yo estaba esperando la madrugada para hacer fotos del centro galáctico, mientras departía con amigos y lugareños. Después de un rato salí con mi cámara a caminar por la playa y comencé a ver una especie de brillo en las olas. Entonces decidí quedarme a observarlas durante un par de horas y luego traté de plasmarlo de la mejor manera en una fotografía. El resultado me gustó mucho, más que todo por la experiencia de ver prácticamente estrellas en el cielo y en el mar también, se sentía uno como metido dentro del universo porque las podía tocar.


 Foto: Sebastián Montoya.
 

¿Cuál es la fotografía que sueñas tomar?
Creería que ya logré una versión de esa foto hace poco y es un combo de estrella fugaz, centro galáctico y relámpago. No fueron ni la estrella fugaz ni el relámpago más grandes del mundo, pero me gustó mucho el resultado porque fue mi primera foto de centro galáctico este año y fue inesperada.

Otro proyecto que tengo es fotografiar los cielos estrellados junto a todos los páramos y nevados colombianos, para mí es allí donde se encuentran los cielos más limpios y aptos para la astrofotografía, tanto por el frío como por lo alejados que están de la contaminación lumínica.


Foto: Sebastián Montoya. 

¿Cuál es el objeto astronómico que más te ha costado capturar y por qué?
Para mí las más difíciles han sido las estrellas fugaces, de hecho tengo pocas fotos con ellas y a pesar de que me he dedicado noches enteras y el clima me ha ayudado, ha sido complejo y me he dado cuenta de que para hacerlas necesito un equipo distinto… prácticamente uno está mirando para un lado y fijo la estrella pasa por el lado contrario.
 

¿Qué lugares cercanos a Medellín recomiendas para lograr este tipo de imágenes?
Guatapé, de donde provienen la mayor parte de las fotos de mi portafolio. Lo recomiendo por su belleza paisajística, porque el espejo de agua, las sabanas abiertas, las rocas y las pineras dan muchas ventajas a la hora de componer una fotografía, pero realmente basta con alejarse de grandes ciudades y pueblos para lograr buenas fotos.

En cuanto a cielos despejados recomiendo visitar otros departamentos, de hecho, creo que escogí el pasatiempo más equivocado para vivir aquí. Cada una de mis fotos nocturnas tiene detrás por lo menos siete salidas donde no se pudieron hacer. Antioquia está encajada entre dos cordilleras y está atravesada por otra, lo que genera mucha nubosidad. Por eso mi recomendación es explorar otros lugares del país como la Cordillera Oriental, que tiene climas un poco más predecibles, Santander, Norte de Santander y los Llanos Orientales. La Guajira también me ha regalado buenos cielos, pero con la alta temperatura se marca más el ruido en la imagen. Y en cuanto a las mejores épocas, creo que diciembre y enero son muy buenos meses para hacer fotos nocturnas en el Páramo del Sol.
 

¿Qué recomendación le darías a alguien que quiera iniciarse en la astrofotografía?
Que tenga mucha paciencia. Como les decía, aquí en Antioquia el clima es difícil, pero cuando se presta te regala fotos bellísimas. También es muy importante aprender a disfrutar de la noche en todas sus formas. Que si por ejemplo hay lluvia, se convierta en un espacio para compartir con amigos y no en una tristeza colectiva por perder la ida. Esto es muy importante para la pasión por esto. No dejarse apagar la chispa porque llovió o se nubló, porque aquí en Antioquia es lo más fijo.
También es muy importante conocer la cámara que se tiene y sacarle el máximo provecho, no deben frustrarse por no poder adquirir nuevos equipos porque incluso los más básicos te permiten lograr grandes resultados.

 
¿Qué astrofotógrafo admiras y por qué?
Tengo dos referentes que son Yuri Beletsky (@yuribeletsky) y Petr Horálek (@petrhoralek), me gustan sus composiciones por el trabajo y conocimiento que hay detrás del color. Ellos logran plasmar algunos infrarrojos, un espectro que se suele utilizar en fotos de espacio profundo, pero el hecho de que contextualicen esos cielos con esos tonos y los paisajes me hacen considerar que es un trabajo muy completo tanto en la técnica y como en lo artístico.
 

¿Qué tan necesario es aprender de astronomía para hacer astrofotografía?
Creo que es muy importante. Yo al principio solo disparaba al centro galáctico y lo hacía porque mis compañeros me indicaban dónde estaba o porque lo veía a simple vista, luego empecé a detallar las fotos y a ver colores y formas diferentes, entonces me empecé a preguntar qué era todo eso y a tratar de entender por qué veía estrellas diferentes a lo largo del año. Además, saberlo me ayuda a transmitir más con la imagen, a poder explicar por qué esas fotos son reales. Yo creo que es importante acompañar el conocimiento fotográfico del astronómico o científico, es la razón por la que admiro el trabajo de Petr y Yuri, tienen una mezcla de arte con ciencia en sus fotos.

 
¿Dónde podemos ver tu trabajo?
Facebook: Sebas Montoya- Sebas Montoya Fotografía
Twitter: @sebasmc_f
Instagram: @sebasmc_f