La profe Gloria construyó un planetario para sus niños

COMPARTIR

Mide 3 metros de diámetro y tiene capacidad para 17 personas

El sueño empezó aquí, en nuestro Planetario de Medellín, en un encuentro de didáctica de la astronomía llamado Aula Bajo las Estrellas. Fue en un taller, dictado por el astrónomo Enrique Torres, en donde la profesora Gloria Toro se enamoró de la astronomía como herramienta para enseñar diversas materias en su salón de clases, y en donde se obsesionó con construir un planetario para sus estudiantes.

Ella es la única profesora del Centro Educativo Rural Las Peñas, una escuela ubicada a 6 kilómetros de Barbosa, Antioquia. Es un lugar pequeño, con dos salones, baños, cocina y un patio. Allí, Gloria es la encargada de enseñar todas las materias a niños que cursan entre primero y quinto de primaria, un modelo llamado multigrado. 

Después de que los computadores de la escuela fueron hurtados, y de que la sala de cómputo se quedó sin uso, ella decidió transformar este espacio para conectar a sus estudiantes con la astronomía. “Los niños pequeños ayudaron rasgando papel, mientras los más grandes hacíamos triángulos con cartón...en total fueron 105, con los que se formaron los hexágonos que dan forma a la cúpula. No fue tan fácil como pensaba, ni tan rápido,la construcción tardó casi un año entre pruebas y errores”, explica Gloria.

El domo mide tres metros de diámetro y tiene capacidad para 17 personas. La estructura es de cartón, soportado en sillas y colgado del techo. Al entrar en él y encender el proyector (también creado de manera artesanal) la experiencia es realmente envolvente. 


Para los once niños que en este momento asisten las clases de Gloria, es un lugar mágico: entran, ríen y se siguen asombrando aunque lo visiten semanalmente. Para ellos es un orgullo tener un planetario en la escuela, al igual que para sus padres y los vecinos del sector.

Gloria es una profesora admirable y una promotora de conocimiento clave en esta población que, aunque no está tan alejada del casco urbano, siente los efectos del abandono estatal. Con este proyecto, el año pasado, fue ganadora del Premio Experiencias Significativas otorgado por la Gobernación de Antioquia.

Ahora Gloria sueña con que más profesores puedan visitar su planetario, e incluso que puedan construirlos en más escuelas rurales. También espera que pronto sus estudiantes o los “niños interestelares viajando por el espacio”, como ella los llama, puedan tener un telescopio para observar los planetas.
 

GALERÍA
Contenidos relacionados
CATEGORÍAS Aficionados Publica tu fotografía en Instagram entre el 1 y el 15 de febrero de 2017 con #...
Cuando Neil Armstrong desembarcó en la superficie lunar, hace ahora once años, el animador de la televisión exclamó...
34  años de amor por el universo Esta es una fecha para recordar nuestros compromiso con la ciudad, a los que...
Se entrenaron en nuestro Planetario cada viernes, durante un año, de la mano de su tutor Agustín Vallejo. Y sus...
Contenido Popular
El sueño empezó aquí, en nuestro Planetario de Medellín, en un encuentro de didáctica de la astronomía llamado Aula...