Hasta siempre Stephen Hawking

Sobre esta noticia

El hombre que nos enseñó que la mente está por encima de cualquier cosa, incluso de las limitaciones físicas.

 

 "Recuerda mirar arriba hacia las estrellas y no abajo hacia tus pies"

 

Un controversial investigador, astrofísico, amante de la física,  padre de tres hijos que siguieron sus pasos científicos,  falleció anoche en Reino Unido a sus 76 años.

La ciencia lo descubrió y él se enamoró profundamente de ella. Los agujeros negros se convirtieron en su objetivo, por lo que les dedicó muchas noches de su vida. Nos inspiró a continuar un camino que no conlleva a muchas respuestas o verdades absolutas pero que sin duda, está invadido de extraordinarias preguntas. «El universo no solo tiene una historia, sino cualquier historia posible». 

 

Hawking hizo de su carrera su vida, escribió 204 libros, entre sus libros más reconocidos “Historia del Tiempo, del Big Bang a los agujeros negros”. También escribió junto a su hija Lucy Hawking “La clave secreta del universo”, un libro infantil enfocado a la divulgación científica, otra de sus grandes pasiones. Demostró que la ciencia es una forma de vida que naturalmente ofrece lecciones, incluso de humildad, fue necesario aceptar los equívocos y reconocerlos, quizá sea el único científico que escribió un artículo solo para argumentar que él mismo había cometido un error.

 

“El mayor enemigo del conocimiento no es la ignorancia, es la ilusión del conocimiento”

 

Recibió doce doctorados honoris causa y fue galardonado con la Orden del Imperio Británico (grado CBE) en 1982, el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1989, la Medalla Copley en 2006, la Medalla de la Libertad en 20097​ y el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en 2015.

 

Era miembro de la Real Sociedad de Londres, de la Academia Pontificia de las Ciencias y de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. Fue titular de la Cátedra Lucasiana de Matemáticas (Lucasian Chair of Mathematics) de la Universidad de Cambridge desde 1979 hasta su jubilación en 2009.

 

Lo recordaremos siempre por sus grandes aportes a la ciencia y a la humanidad, pero sobre todo, por la gran enseñanza que nos deja como ser humano.


"Sólo somos una raza avanzada de monos en un planeta menor de una estrella promedio. Pero podemos entender el universo. Eso nos hace muy especiales”.


Stephen Hawking  (1942 - 2018)    

Aquí un video tributo de la Universidad de Cambridge